La arquitectura guatemalteca pasa desapercibida.

La semana pasada el Museo de Arte Moderno de Nueva York (MoMa), Estados Unidos, inauguró una muestra retrospectiva acerca de la arquitectura latinoamericana producida durante las décadas de la modernidad en la mitad del siglo XX. Los ejemplos de patrimonio edificado con carácter icónico se cuentan por decenas en los países de la región: México, Colombia, Brasil, Argentina… pero curiosamente quedan fuera complejos construidos en Centro América; Guatemala, con su arquitectura de mitad de siglo vibrante y fundamental para la estética nacional, no fue tomada en cuenta.

get_img (1)

La muestra, denominada Latin America in Construction (Latinoamérica en construcción) hace un recuento de los pasos que la arquitectura latinoamericana siguió entre 1955 y 1980 para formar un estilo propio, innovador y característico del urbanismo regional durante esos años. En total, son más de 500 objetos, entre planos, maquetas y fotografías. Barry Bergdoll, comisario de la exhibición, comentó a la AP que la muestra “es para reabrir preguntas sobre ese periodo. Se trata de diversidad, conversación y devolver a la vida la originalidad de esa arquitectura”.

Guatemala, invisible

El ejemplo más claro de arquitectura de mitad de siglo en el país es el conjunto del Centro Cívico, en la Ciudad de Guatemala. No obstante y a pesar de su importancia, no se le reconoce en las esferas internacionales en su justa dimensión. El proyecto inició en 1954 a cargo de los arquitectos Roberto Aycinena, Raúl Minondo, Jorge Montes, Pelayo Llarena y Carlos Haeussler, quienes trabajaron en conjunto con un equipo de artistas liderados por Carlos Mérida para lograr una integración integral de las artes visuales al complejo.

El Centro Cívico es un ejemplo perfecto de modernidad: racionalismo como estética, el paisaje artificial sobre el natural, las transparencias, las plantas elevadas, la loza plana y las ventanas corridas son parte de los postulados de Le Corbusier (gran ideólogo de dicha línea arquitectónica) presentes en el complejo. Para Raúl Monterroso, director del Centro Cultural Miguel Ángel Asturias y quien ha trabajado por el reconocimiento de este estilo arquitectónico en el país, esto es un valor que suma al hecho de ser una obra enteramente nacional. “Fueron desarrolladas por guatemaltecos. Le Corbusier tenía una agencia que se hacía propaganda a sí mismo y sus obras. Aquí no se le contrató y en parte por eso no se conoce a nivel mundial. Los arquitectos guatemaltecos sí estuvieron en comunicación con él pero no concretaron un arreglo”, explica.

Valorar es la clave

El Centro Cívico de la ciudad de Guatemala fue declarado como Patrimonio Cultural hace un año y actualmente está en proceso de lograr la nominación para Patrimonio de la Humanidad que otorga la Organización de Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (UNESCO). Es un ejemplo fundamental de una época en la arquitectura cobró protagonismo y formó identidad de nación.

Pero eso es algo que no todos ven, y para cambiarlo se necesita trabajo institucional. José Mario Maza, director del Museo Nacional de Arte Moderno, cree que la sensibilización social es clave en el proceso de apropiación del patrimonio por parte de la sociedad local como vehículo para el reconocimiento internacional: “Se necesita visibilización. No se va a conocer nunca el patrimonio de un país si este no lo difunde. Se necesita tener conciencia de lo que se tiene. El patrimonio moderno en Guatemala es uno de los principales activos del país. Unesco pide una validación nacional y eso no existe. Además, también se debe tener una maquinaria que trabaje en pro de ese objetivo. México tiene todo un departamento para ello. Acá solo lo hace una persona y se centra más en patrimonio prehispánico y colonial”.

En cuanto al valor del patrimonio moderno en el país en relación con otros ejemplos latinoamericanos, Maza tiene un concepto claro: “Su gran fortaleza es que los arquitectos son nacionales. Es una respuesta particular al medio guatemalteco”, puntualiza.

Fuente:http:elperiodico.com.gt

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *