El bipartito sigue echando balones fuera sobre el edificio de Urbanismo

El equipo de gobierno (PP-OSP) sigue sin querer entrar a explicar la operación con la que se pretende adquirir el conocido como edificio de Urbanismo a una sociedad de la que forman parte el alcalde de Estepona y condenados en el caso Malaya. No hay respuesta a las preguntas planteadas por el PSOE y solo se centran en decir que el inmueble es legal. 

 

En esta ocasión, a través de un comunicado, se ha pronunciado el portavoz municipal, Félix Romero, quien no explicado, por ejemplo, uno de las temas centrales como es en cuánto se han tasado las cuatro plantas del edificio, que son las que se quieren comprar. 

Era una de las preguntas más importantes que le ha hecho esta mañana al equipo de gobierno el portavoz socialista, José Bernal, quien ha añadido unas cuantas más, que se han quedado igualmente sin responder. 

El exalcalde ha señalado que se ha “orquestado una trama entre amigos” para adquirir el edificio, en relación a que uno de los propietarios es José María García Urbano, alcalde de Estepona y del PP. 

Una acusación bastante grave, sobre la que nada ha dicho Félix Romero, y es que el equipo de gobierno se sigue cuidando mucho de hablar sobre los dueños del inmueble, entre los que está también Juan Hoffmann, condenado por Malaya y actualmente fugado. 

El portavoz municipal, únicamente se ha centrado atacar al PSOE y en explicar que el edificio no se encuentra en situación irregular, como sostiene Bernal. 

“Sabe perfectamente que ese edificio, cuyos terrenos están identificados en el Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) de 1986 como Sistema General de Equipamiento Institucional, se regularizó en marzo de 2015 tras cumplir con las cargas urbanísticas impuestas para su normalización”, ha dicho. 

“Y saben perfectamente que la anulación del Plan de 2010 no invalida los expedientes de normalización ni las licencias otorgadas durante su periodo de vigencia”, ha indicado.

Y poco más. Una extensa nota girando sobre este asunto, que es residual, y sin entrar en las grandes dudas que existen sobre esta operación y que ha planteado esta mañana José Bernal. 

Resulta evidente que el equipo de gobierno no quiere dar explicaciones a la ciudadanía de, por ejemplo, en cuanto se han tasado desde el área de Patrimonio las cuatro plantas que se quieren comprar a un compañero de partido como José María García Urbano.  

 
Posted in:

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *